EL Observador

16:34 hrs. Miércoles 03 de julio de 2013 Fernando Palacios Moreno

Consejos Consultivos y crianza de las niños y adolescentes en Quintero

Fernando Palacios Moreno / Coordinador/Abogado OPD Municipalidad de Quintero

Resulta un tópico común lo difícil y complejo que es criar para las madres y padres y adultos responsables a los niños y adolescentes de nuestro tiempo, como si la crianza nuestra y de nuestras madres, padres y abuelos hubiese sido cosa sencilla.

Como Oficina de Protección de Derechos de la Infancia y la Adolescencia de la Municipalidad de Quintero (OPD), hemos desarrollado este año "Consejos Consultivos" en diversos colegios y escuelas de la comuna, con alumnos desde quinto básico hasta segundo medio, cuya finalidad no es otra que escuchar las inquietudes de los niños y jóvenes, preguntar y responder conjuntamente, como forma de co-crear espacios de encuentro entre el mundo adulto y el mundo infanto-juvenil, centrado en los intereses e inquietudes de estos últimos, para que su voz llegue a las autoridades municipales de la comuna.

¿Realmente escuchamos en la cotidianeidad a los niños y jóvenes? ¿Cuándo criamos a nuestros hijos, estamos atentos a sus necesidades? ¿Les respondemos a ellos velando por su crecimiento? ¿O sólo nos contentamos con tener un certificado que nos acredite como madres y padres y hacemos oídos sordos a sus necesidades?

Traigo a colación un par de líneas, que nos pueden ilustrar al respecto, del pensador francés ONFRAY, MICHEL, "La comunidad filosófica. Manifiesto por una Universidad Popular". "Al constatar (los niños y jóvenes) repetidamente que sus preguntas quedan sin respuesta, e incluso molestan o cansan a los padres, la llama de los niños se apaga sola. Ya nada les plantea problema, el asombro desaparece y se acepta el mundo tal como es, como una evidencia (...). A esta derrota de los padres se le puede agregar la aportación de una escuela que busca algo muy distinto a volver curiosos e inteligentes a los niños...".

Nuestra labor como adultos es responder a las preguntas de los menores, aun cuando sean repetidas y cuando nos parezcan inoportunas; debemos darles la confianza suficiente para que ellos encuentren en nosotros no la fuente de sabiduría, sino la palabra y el gesto comprensivos que alumbren sus intereses y encaminen sus senderos.

Como OPD somos coadyuvantes en la crianza de los niños y adolescentes, pretendemos que ésta sea lo más democrática posible, escuchando lo que nos tengan que decir, respondiéndoles sus inquietudes con franqueza y contención, aportando en el desarrollo de sus vidas presentes y futuras, considerando siempre su interés superior como marco rector de nuestro actuar.

Los Consejos Consultivos son una buena práctica para conseguir una crianza democrática en nuestra comuna, una buena forma para que como adultos no nos derrote la desidia y el cansancio.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.