EL Observador

13:09 hrs. Viernes 08 de febrero de 2013 Marlene Alejandra Chacón

¿Completos light?

Marlene Alejandra Chacón / Periodista

La semana pasada, a varios en nuestro equipo periodístico nos quedó dando vueltas en la cabeza un tema que solo discutimos dentro de las cuatro paredes de la oficina y que creo (o creemos) pertinente discutir también con ustedes.

Es tan típico del verano pensar en los kilitos de más, anunciar ante nuestra familia y amistades que el lunes comenzaremos la dieta o que saldremos a trotar, pero finalmente muchas veces solo se trata de palabras.

Si salimos a la calle o incluso en nuestra propia casa, al mirarnos a nosotros mismos, nos damos cuenta de lo verdaderamente necesaria que es llevar una vida saludable, hasta el Gobierno nos pone una propaganda de su programa Elige Vivir Sano en cada uno de los canales y a distintas horas del día para crear conciencia.

Nos incentivan a comer frutas y verduras, a realizar ejercicio y ahora este programa de Gobierno prohíbe además la venta de comida chatarra en los colegios. Buena iniciativa, pero perfectamente los estudiantes llevarán su mochila cargada de golosinas con tal de no comer fruta en el recreo.

Los municipios no se quedan atrás también realizan un buen intento. Alamedas, plazuelas, toda área verde sirve para instalar una que otra máquina de ejercicio que a más de alguien ha tentado, invitándolo a dejar de lado el sedentarismo y empezarse a moverse. Sin duda alguna, también se trata de una buena iniciativa.

A pesar de todos los intentos por crear conciencia para que seamos ágiles y saludables, hay algo que no nos calza: ¿qué es eso de "mi carrito emprendedor"?.

La semana pasada dimos a conocer el convenio con el programa Mujer Trabajadora y Jefa de Hogar, que instalará carritos en distintos puntos de algunas comunas del Valle de Aconcagua, para que las beneficiarias puedan surgir por medio de la venta de completos, sándwich, empanadas, bebidas, entre otras delicatesen.

Que las mujeres de nuestra comuna tengan nuevas opciones para desempeñarse dentro del mundo laboral me parece (y nos parece) excelente, pero la venta de estos productos en las calles parece una iniciativa bastante alejada de la intención de promover una alimentación saludable. Ahora bien, si el ingenio de las beneficiadas da para comercializar en ellos comida sana, bienvenidos sean.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.