EL Observador

11:32 hrs. Lunes 31 de diciembre de 2012 Frank Abd-El-Kader Fraser

Desafíos para el nuevo alcalde de San Felipe

El 6 de diciembre se constituyeron los nuevos Concejos Municipales en todo el país y en aquellos que significaron cambios de autoridad, ocurre, por cierto, cambios a lo menos en los equipos de confianza, los que serán los encargados de imponer las orientaciones en las políticas municipales y que se transformarán en el sello que intentará imponer la autoridad de turno.

Como todo sanfelipeño de bien, le deseo al nuevo alcalde éxito en su gestión, sabiduría, prudencia y mucha paciencia para sortear un sinfín de dificultades que deberá afrontar. Sobre todo, cuando los recursos son escasos y las necesidades múltiples.

Creo que la gran mayoría de los funcionarios municipales son gente de esfuerzo, que realiza su trabajo con cariño, pero que como todas las personas requieren que su esfuerzo sea valorado, así lo percibí como concejal durante el período 1992-1996, cuando formé parte del Concejo Municipal de San Felipe.

Desde mi visión de ciudadano, observo que los desafíos que debe afrontar el nuevo alcalde y su equipo son: construir las bases para un nuevo estilo de administración, que se caracterice por un Daem más acogedor, donde el centro de sus preocupaciones sean las personas.

También mejorar la gestión económica, generar un equilibrio entre los ingresos y egresos con la finalidad de dar cumplimiento oportuno de las imposiciones del personal o de los pagos de los servicios, de manera de garantizar absoluta transparencia.

Promover la participación, es decir, volver a fortalecer los equipos de gestión de las distintas unidades educativas, entregándoles poder de decisión en las materias que son de su competencia y por consiguientes responsables de los éxitos y fracasos.

Generar una verdadera política de capacitación, que sea congruente con los proyectos educativos institucionales de los establecimientos de dependencia municipal, que favorezca tanto a docentes cómo a asistentes de educación, con la finalidad de mejorar los resultados académicos.

Reconocer y valorar las distintas organizaciones tanto de docentes como de los asistentes de educación, como son el Colegio de Profesores, los consejos gremiales y las organizaciones de los asistentes de la educación, cómo una política de promoción y fortalecimiento de la democracia.

Sin duda, es fundamental recuperar espacios públicos. En este sentido, es primordial darle el verdadero valor que tienen las alamedas, siendo imprescindible, reforestar y rediseñarlas en su interior para darles un uso que esté acorde a los tiempos que vivimos y a las necesidades de una población que reclama con urgencia contar con más y mejores lugares de recreación y esparcimiento.

Por qué no pensar en la construcción de un anfiteatro, que permita que cientos de jóvenes puedan desarrollar sus aptitudes artísticas en espacios menos convencionales y más de acuerdo al espíritu libre de ellos.

También es urgente retomar la propiedad de nuestra Plaza de Armas, como el principal lugar de esparcimiento y recreación de la comuna, las plazas que existen en algunas de nuestras villas requieren de un mejoramiento para revalorizarlas como verdaderos espacios públicos y finalmente la ciudad necesita con urgencia tener un parque urbano que permite desarrollar las actividades que por su naturaleza son de carácter masivo.

Finalmente, se requiere que se instalen nuevas empresas que permitan a los sanfelipeños no tener que desplazarse a otras ciudades para poder encontrar puestos de trabajo, solo así evitaremos que nuestra ciudad no se convierta en una ciudad dormitorio de las grandes urbes del Chile central.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.