EL Observador

17:30 hrs. Viernes 06 de julio de 2012 Fernando Rodríguez Rodríguez

Dígale no al sedentarismo y salga a caminar

Fernando Rodríguez Rodríguez / Jefe de Investigación - Escuela de Educación Física PUCV

La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud establece que la principal causa de las lesiones músculo-esqueléticas es la falta de condición física y preparación muscular.

Las personas que trabajan muchas horas sentadas frente al computador, se exponen a sufrir tendinitis en los músculos extensores de la muñeca, como también del síndrome del canal carpiano, una lesión que se encuentra en la parte anterior de la muñeca, por el mal uso del Mouse al no tener donde apoyar el codo.

Los trabajadores que pasan mucho tiempo en una oficina, además se exponen a tener molestias en la zona lumbar o cervical al tener las pantallas en una posición demasiado baja o alta, lo que fuerza la posición de la cabeza. Lo ideal es tener el computador de manera horizontal a la visión.

La mayoría de las lesiones son de carácter muscular. Se produce una contracción sostenida de los músculos que mantienen la posición eréctil sentada, sobre todo aquellos ubicados en la zona posterior lumbar que se fatigan. Esto provoca dolor por pequeñas microrrupturas y es más común en las mujeres, las que derivan en una hiperlordosis lumbar al no contar con apoyo en la espalda.

A nivel general, en Chile y en nuestra zona, las personas se toman de manera muy liviana el trabajo sin considerar la ocurrencia de lesiones. En el ámbito hospitalario, por ejemplo, ocurren muchas dolencias en muñecas, codos y hombros. Los enfermeros o paramédicos que trabajan en ambulancias deben trasladar pacientes entre camillas y enfrentar un esfuerzo energético y muscular importante. Tampoco existe mucha conciencia de la prevención de las lesiones en el ámbito de la salud.

El sedentarismo provoca una disminución de la masa muscular. En las extremidades inferiores lo óptimo es que esta represente el 20% del total. En personas sedentarias, puede llegar al 15%. Al aplicar carga, los tendones se resienten y es posible que se produzcan rupturas musculares o daños crónicos.

La clave es tener la estructura física bien mantenida con músculos desarrollados sin necesidad de ser atletas de alto rendimiento. Por ejemplo, cuando las personas efectúan trote varias veces a la semana pueden estar más horas de pie sin sufrir dolencias.

Las personas que hacen ejercicio sufren de menos dolores de cabeza. El estrés laboral provoca una serie de trastornos ligados a la hipertensión, que se reflejan en una inflamación intracraneana que causa fuertes dolores de cabeza. Esa presión aumentada se disminuye haciendo ejercicio. Así que cuando llegue temprano a casa, no lo piense más y salga a caminar. Su cuerpo se lo agradecerá y además tendrá menos riesgos de sufrir lesiones de carácter crónico.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.