EL Observador

11:19 hrs. Martes 03 de enero de 2012 Alfonso Sepúlveda

Arreglando un gran problema

Alfonso Sepúlveda / Ex futbolista profesional

Complicados momentos para arreglar el problema del famoso y recordado bautizo, en el que participaron cinco seleccionados de fútbol y que fue comentado a todo nivel.

Entiendo la molestia e indignación por lo ocurrido y la rabia contra los culpables y donde se pedía el mayor de los castigos, ya que todos pensaban en el daño que venía para el fútbol.

Escuché cientos de comentarios, de hinchas, periodistas especializados, dueñas de casa y solo uno piensa igual que yo, el periodista y ex jugador Eduardo Bonvallet. Seguramente su analísis se debe a su experiencias y conocimiento de cómo se desarrollan los grandes problemas internos en los camarines y también como se arreglan.

Para entrar a analizar este lío una gran participación la tiene el entrenador Claudio Borghi, por su responsabilidad y poder de mando que tienen los entrenadores. Desde el momento que el padre de la guagua pidió la autorización para esta fiesta, el DT debió negarla de inmediata, por lo cerca del partido y si no podía aplazarla, simplemente fijar el bautizo en otra fecha.

La otra solución era exigir a los jugadores que la hora de volver a la concentración, lo más tardar debió ser las 19 horas. Quizás no hubiese pasado nada, ya estaba en conocimiento del problema en que días antes, habían participado Valdivia y Beausejour, quienes llegaron en mal estado a la concentración. Nunca el Cuerpo Técnico aclaró la situación y todo quedó en nada.

e conoció el castigo de 10 partidos, pero quienes los acusaron y culparon, ahora hacen cualquier maniobra para arreglar el pastel, para que vuelvan lo antes posible del castigo. Ya se pactaron cinco partidos internacionales y todo quedará en el olvido.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.