EL Observador

9:07 hrs. Martes 20 de septiembre de 2016 Claudio Bavestrello Ruz

(RE)Acción Ciudadana

Claudio Bavestrello Ruz / Profesor de Historia

más columnas

Hace un tiempo, un joven de la comuna: Javier, ciudadano común y corriente, vio una serie de puntos dentro de la ciudad que tenían la potencialidad de convertirse en espacios de uso comunitario, pero que por diversos motivos, eran focos de microbasurales, lugares abandonados y descuidados. Pidió una cita con el alcalde y éste la concedió. Juntos recorrieron la ciudad, identificaron las zonas a trabajar y conversaron sobre las posibilidades de mejoras.

Tiempo después, el mismo joven se reúne con algunos amigos y dan vida a Acción Ciudadana, organización que busca crear conciencia ecológica y además fomentar la proactividad de la población mediante acciones concretas destinadas al hermoseamiento de estos lugares. El compromiso y la participación son fundamentales en esta organización. El fruto del esfuerzo realizado ya es posible observarlo en varios puntos de Quillota, como lo son las calles 18 de Septiembre y Molinares, más una de las plazuelas de la Villa El Sendero.

Ejemplos como el de Acción Ciudadana son los que se deben replicar. No se trata de endosar el deber del Estado a la ciudadanía, sino de realizar un trabajo conjunto donde los vecinos sean agentes importantes en la recuperación de los espacios, otorgando además la posibilidad de que tengan injerencia en los cambios de su entorno. La existencia de instituciones que apoyen el crecimiento de zonas verdes dentro de la ciudad va en aumento, pero falta difusión. La corporación Forestal, Conaf, también tiene cosas que aportar. Su campaña más destacable es el Programa de Arborización Árboles para Chile, que busca entregar éstos a las personas para su plantación en zonas urbanas o semiurbanas, sólo se deben retirar en el vivero que mantienen en Peñuelas.

Un aspecto que no hay que obviar cuando nacen las organizaciones ciudadanas es el financiamiento. Como muchas surgen por la necesidad de crear espacios de acción, son los propios participantes quienes las sostienen, pero a medida que pasa el tiempo, los dineros comienzan a escasear y muchas veces esto termina por cansarlos, ya que deben echar mano a recursos personales para mantener en pie estas grandes ideas. Por eso la propuesta de Acción Ciudadana es clave y hay que difundirla. Un montón de jóvenes que quieren hacer de la comuna un lugar más agradable para la vida debe tener alguien que lo apoye. Ojalá el quillotano promedio empatice con estas obras y apoye cuando los chicos de Acción Ciudadana necesiten de ellos. A veces no se requieren recursos económicos, sino manos para seguir creando con cariño esta bella ciudad.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.