EL Observador

7:59 hrs. Viernes 04 de marzo de 2016 Derouchette Bonnemaison Muñoz

El pase escolar sirve todo el año

Más de la mitad de mi vida fui estudiante. La enseñanza básica la cursé en la Escuela de La Laguna, donde mi papá me llevaba en auto y a veces me iba a buscar, pero cuando no podía yo me devolvía cruzando la laguna, ya fuera saltando como "rana" por el puente de piedras o porque el charco estaba seco. No me demoraba más de 10 minutos en el trayecto.

La enseñanza media la cursé a más de 40 kilómetros. Fue entonces que comenzó mi "mala onda" con los choferes de micro. Asistir al Complejo Educacional Sargento Aldea de Las Ventanas era sencillo, puesto que el municipio de Puchuncaví tenía locomoción gratuita para los estudiantes. Pero como estaba en un colegio técnico, en 3° y 4° medio debía ir dos días a la semana a la Municipalidad de Zapallar para realizar una especie de pre-práctica de Administración de Empresas. Ahí no iba con uniforme, usaba ropa formal, pero como era una actividad enmarcada en lo educacional, cuando me subía a la micro, saludaba al chofer y le mostraba mi pase escolar para pagar la tarifa rebajada. En ese momento al caballero se le deformaba el rostro y empezaba el "show"

Generalmente el discurso era "este pase sólo sirve para ir a estudiar y usted ni siquiera va con uniforme. Tiene que pagar pasaje completo". Yo explicaba la situación y algunos lo entendían. Otros se enfurecían y hasta me decían "entonces, váyase en otra micro". Sin embargo, llegó el momento en que me aburrí y comencé a responderles que pagaría la tarifa correspondiente o llamaría a carabineros.

Tras ingresar a la universidad el problema fue mayor. Sin embargo, es preciso aclarar que sólo fue con los choferes de buses Sol del Pacífico, nunca con los de La Porteña. Hay algunos choferes que parecieran sentir cierta inquina contra los estudiantes y por más que se cumpla con los requisitos para pagar tarifa rebajada muchos no lo aceptan.

Por eso me parece oportuno recordarles a algunos choferes, que desde el 1 de enero del 2015 los estudiantes pueden usar el pase todos los días del año, incluso en verano. Y el conductor que niegue este derecho a un estudiante se expone a una multa de hasta 42 mil pesos. Ha pasado un año desde que este decreto se publicó en el Diario Oficial y algunos aún no entienden.

Ahora ya no soy estudiante. Pago pasaje completo y -como es de esperarse- los choferes son bastante más amables. Incluso, me he topado con uno que hace años me trató de ordinaria por pagar estudiante. Claro, él no me recuerda y ahora es muy amable para recibirme el dinero y darme el boleto. Es por eso que hasta el día de hoy no entiendo por qué ciertos conductores prefieren darles un trato despiadado a los estudiantes. Ojalá alguno me lo pueda explicar con buenos fundamentos, pues cuando les preguntaba por qué no me aceptaban el pase, respondían con un lacónico e incomprensible "Porque no, poh".



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.