EL Observador

18:49 hrs. Viernes 11 de octubre de 2013 José Padró Cotroneo

La extemporánea e inútil propaganda electoral

Recién el próximo 18 de octubre comenzará a regir legalmente el período de propaganda electoral de cara a las próximas elecciones presidenciales, parlamentarias y de consejeros regionales del 17 de noviembre próximo, y en todas las comunas sin excepción ya llevamos un mes y medio invadidos con publicidad política fuera del plazo legal.

Nuestros políticos se valen del resquicio legal que señala que mientras la propaganda no exprese "vote por", no se estaría vulnerando la legislación, pero claramente hay una inducción hacia los electores y la ciudadanía no está contenta con esta actitud, porque es burlarse de la norma, porque la ciudad se ve horrible plagada de propaganda política y porque incluso puede ocasionar más de un accidente.

Tengo que agradecer a la Municipalidad de Villa Alemana que en coordinación con Chilquinta está retirando muchos carteles que están mal colocados, incluso en el alumbrado público donde claramente se infringe la ley. Pero son muy pocas las municipalidades que cumplen con esta obligación de ordenar el retiro de la propaganda electoral y vemos que de todos los sectores, especialmente aquellos que tienen más recursos, ocupan los espacios públicos para publicitar sus candidaturas.

Lamentablemente es dinero que va directo a la basura y que demuestra una total falta de originalidad y compromiso con la ciudadanía que dicen representar. Basta ver la cantidad de recursos que se malgastan en toda esta publicidad y que podría ser utilizada en campañas sociales, mejorando plazas en las poblaciones o donando a colegios vulnerables implementos de educación física. Y no lo hacen porque no están con la gente.

Como comerciantes no tenemos ninguna preocupación respecto de quien sea que vaya a sentarse en el sillón presidencial, porque vamos a trabajar con quien gobierne. Ahora bien, a nivel parlamentario queremos impulsar varias leyes y para ello tenemos que apoyar a parlamentarios que se comprometan con los verdaderos problemas de la gente y de sus ciudades.

En reuniones de la Cámara de Comercio hemos generado una propuesta para que todos los candidatos que postulen sean vecinos o provengan del distrito o circunscripción a la cual representarán, porque el centralismo llega a esta instancia de elegir a dedo a quién irá de candidato y por qué zona, cuando hay representantes de cada colectividad que conocen cuáles son las necesidades de las personas. Igual cosa con los consejeros regionales y ellos aún más, porque son quienes tienen por misión priorizar y asignar el financiamiento para una diversidad de proyectos de desarrollo.

Prefiero a un local con menos experiencia política que un avezado en esta materia, pero que no se va reunir con los gremios, que no se reunirá con los vecinos o que no tomará en cuenta los planteamientos de quienes vivimos en estas ciudades.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.